Boca jugó bien pero no tuvo puntería y empató con Palmeiras

Por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores, Boca Juniors igualó 0-0 ante Palmeiras en La Bombonera. La revancha será el próximo jueves en Brasil.

Boca Juniors empató con Palmeiras por las semifinales de la Copa Libertadores.

Boca Juniors empató 0-0 con Palmeiras en el estadio Alberto J. Armando - La Bombonera, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores: el Xeneize jugó bien pero no tuvo puntería y deberá ir a ganar la serie a Brasil, el próximo jueves, para acceder a la final.Si no fue el mejor partido de Boca en la era Almirón, y en el 2023, pega en el palo. Por lo hecho en cancha, pero también por rival y contexto. Hubo un solo equipo en el campo de juego y fue Boca. Palmeiras vino a buscar un empate, y se lo llevó casi que de casualidad. El Xeneize se lo llevó puesto sobre todo en el primer tiempo, desde el juego pero también desde el carácter.Mientras todos los futbolistas del local corrían, presionaban y disputaban cada pelota, algunos de los brasileños jugaban casi que en puntitas de pie, con displicencia. Luego de unos primeros minutos en el que ambos se midieron y estudiaron, Valentín Barco fue el que tomó la batuta para que Boca se le anime y de entrada entienda que era un partido para salir a buscarlo. 

Palmeiras defensivamente no está ni cerca de lo que puede generar en ataque. Y así fue como el Xeneize completó un primer tiempo deluxe, en el que solo le faltó meterla. Las más claras las tuvieron Edinson Cavani con un cabezazo que rozó el palo derecho de Weverton, y Miguel Merentiel, conectando un pase de Barco que acarició el palo izquierdo. Después, más llegadas pero sin tanto peligro.

 

https://youtu.be/A1aU7bhaghE

 

 

El Verdao no pisó el área rival. Pero en el complemento los brasileños empezaron a salir y a buscar cuidar la pelota para frenar el asedio xeneize. Aunque con triangulaciones no pudo crear situaciones de gol; sí de contraataque, fallando uno muy claro por un zurdazo desviado de Veiga, el que no suele errar.

Boca ajustó un poco la mira y comenzó hacer mover a Weverton, que le tapó un gol a Fabra y luego un remate a Barco -que casi termina en gol de rebote de Cavani-. Pero el pasar del tiempo le sacó claridad en ataque a los de Almirón, que apurados por el marcador terminaron yendo a los tumbos pese al refresco ofensivo con los ingresos de Zeballos, Janson y Benedetto. También, por la pasividad de un Palmeiras cada vez más aferrado al empate.

Altísimos puntos en Boca. Rojo y Figal se comieron a Rony. Sólidos y profundos Advíncula y Fabra. Monumental partido de 'Equi' Fernández para cortar varios avances rivales pero también para ser el primer pase. Cavani, con sus toques de lujo, resolvió siempre bien, pero falló de frente al arco. Ante una discreta actuación de Medina, Barco fue el mejor.

Un partidazo del Xeneize, que sabía que de local debía generar la diferencia para ir a defenderla a Brasil. Sin embargo, la serie está más que abierta y una actuación de este calibre por supuesto que permite ilusionar a Boca. Claro que Palmeiras, de local, mejorará su versión. Se viene una revancha caliente, el próximo jueves en Brasil.