Procesaron con prisión preventiva al imputado por el crimen del ingeniero Mariano Barbieri

La jueza de instrucción Yamile Bernan lo consideró responsable de los delitos de "homicidio agravado por haber sido perpetrado para consumar otro delito (criminis causae) y robo agravado por su comisión con armas".

La Justicia dictó el procesamiento con prisión preventiva de Isaías José Suárez, el acusado de haber matado de una puñalada en el pecho al ingeniero Mariano Barbieri el 30 de agosto pasado en el interior del Parque Tres de Febrero, de esta Capital.

La jueza de instrucción Yamile Bernan lo consideró responsable de los delitos de "homicidio agravado por haber sido perpetrado para consumar otro delito (criminis causae) y robo agravado por su comisión con armas". Además, dispuso su encarcelamiento preventivo y le trabó embargo hasta cubrir la suma de 60 millones de pesos.

En un fallo de unas 40 páginas, la jueza describió la tremenda escena en la que fue asesinado Barbieri. "El delito que Suárez buscó consumar quitándole la vida a su víctima fue el robo de su teléfono celular. El homicidio fue el medio elegido por el imputado para llevarlo a cabo", explicó la resolución.

"En base a los elementos valorados –añadió-, se acreditó que no existió un amedrentamiento previo a la víctima para conseguir que le entregase el teléfono, ni tampoco comenzó intentando arrebatárselo por la fuerza, sin recurrir al cuchillo que llevaba, sino que, sin mediar palabra, y aprovechando que Barbieri se encontraba sentado en el suelo, con las piernas cruzadas y desprevenido, le propinó directamente la puñalada letal en el pecho".


El hecho ocurrió el 30 de agosto de 2023, aproximadamente a las 22:40 horas. "Mientras la víctima se encontraba sentada en el suelo en el interior del parque, Suárez lo sorprendió y, con la finalidad de quitarle sus bienes, lo atacó con un cuchillo tipo Tramontina (con hoja metálica de aproximadamente 20 centímetros de largo) que clavó en su tórax", explicó el fallo.

En esas circunstancias, agrega el detalle, "ambos se trenzaron en lucha hasta que Suárez logró quitarle a la víctima su teléfono celular, marca Motorola, modelo G7, tras lo que huyó corriendo de allí con sentido hacia la intersección de las Avenidas Berro y Casares". 

Suárez fue identificado y capturado gracias a un seguimiento de cámaras de seguridad públicas y privadas que consiguió reconstruir la investigación, en la que intervino el fiscal Marcelo Munilla Lacasa.

La juez Bernan explicó la prisión preventiva dictada al imputado en que "conforme surge del informe remitido por el Registro Nacional de Reincidencia, en el marco de los distintos procesos seguidos en su contra, Suárez brindó distintos nombres para ocultar su identidad".

"De igual modo, no puede soslayarse el alto grado de violencia que el imputado desplegó para cometer el evento investigado, que amerita mantenerlo privado de su libertad", abundó.

"Teniendo en cuenta sobre todo el poco tiempo que lleva detenido y la posibilidad de que el juicio se haga en un corto plazo, su encarcelamiento preventivo no luce como irrazonable a los fines de garantizar el descubrimiento de la verdad y la aplicación de la ley penal sustantiva", concluyó la magistrada.