Lanús: una pareja de chinos tenía 12 empleados reducidos a la servidumbre

El hallazgo se realizó luego de que los vecinos de la zona presentaran reiteradas quejas por olores nauseabundos, suciedad y ruidos provenientes del lugar.

Una pareja de ciudadanos chinos que manejaba una planta de reciclaje de plástico en un antiguo galpón fabril en la localidad bonaerense de Lanús tenía a 12 empleados, la mayoría de ellos provenientes de Santiago del Estero, reducidos a la servidumbre. Además, se encontró en el lugar presunta simbología nazi.
El hallazgo se realizó luego de que los vecinos de la zona presentaran reiteradas quejas por olores nauseabundos, suciedad y ruidos provenientes del lugar, una fábrica clausurada que no contaba con habilitación para funcionar ubicada en la calle Héroes de Malvinas al 2000. Allí se hacía el picado del plástico para su posterior reciclaje.
Cuando las autoridades llegaron al galpón, encontraron que la planta recicladora continuaba funcionando sin haber realizado los cambios solicitados para ser habilitada. Pero luego llegó el hallazgo más grave.

En un sótano, cerrado con rejas, había 12 personas, entre ellas un niño de 14 años, hacinadas y prácticamente reducidas a la servidumbre, con un sueldo de apenas $60 mil en total informalidad. La mayoría de ellas proviene de Santiago del Estero.


Además, se halló un altar con aparente simbología nazi, colocado en honor a un perro, aunque probablemente se trate de una instalación budista, ya que esa religión, una de las predominantes en China, también usa la esvástica entre sus representaciones.