Brasil: una mujer murió frente a sus hijos al estallarle en el pecho pirotecnia durante Año Nuevo.

Elisângela Tinem tenía 38 años y era madre de dos niños. El incidente ocurrió en una playa de las afueras de San Pablo, en Brasil y un testigo grabó el hecho.

 Una mujer de 38 años murió luego de que un cohete quedara atascado en su ropa y le explotara en el pecho. El trágico suceso se cobró la vida de Elisângela Tinem y ocurrió durante los festejos de Año Nuevo en Praia Grande, una bahía ubicada en las afueras de San Pablo.
En un video que trascendió en las redes sociales se puede ver el momento en el que cientos de personas vestidas de blanco celebraban la llegada del 2023 con un gran despligue de fuegos artificiales. Sin embargo, las imágenes muestran la imprudencia de los presentes, que activaron la pirotecnia sin ningún tipo de control.

En una secuencia de la grabación se ve la detonación de un cohete que terminó con la vida de Elisângela. Para peor, los dos hijos de la víctima fueron testigos de la tragedia.

Una mujer de 20 años llamada Luiza Ferreira, presenció el fatídico momento. "Cuando era medianoche en punto, abracé a mi madre y vi un destello muy fuerte. Poco después, todos comenzaron a gritar. Cuando fui a mirar, vi a una mujer tendida en el suelo sangrando, y al niño que estaba con ella también acostado. Él se levantó, pero cuando se dio cuenta de cómo estaba ella, se tiró al piso“, contó.


Tras el lamentable hecho, un servicio de emergencias y la Policía Militar se presentaron en el lugar pero ya era tarde: la mujer estaba muerta. Por lo pronto, el caso quedó bajo la carátula de "homicidio y lesiones corporales culposas" y es investigado por la Policía Judicial de Praia Grande. Hasta el momento, no está identificado el que tiró el cohete.