Censura en el Mundial: la selección alemana posó tapándose la boca con la mano.

Los futbolistas alemanes se taparon ostensiblemente la boca con la mano a la hora de tomarse la foto de equipo antes de su debut en el Mundial-2022 contra Japón este miércoles, una aparente protesta contra la amenaza de sanciones deportivas por parte de la FIFA para evitar que se utilice el brazalete "One Love" en Catar.

Las siete federaciones europeas, incluida Alemania, que planearon llevar un brazalete de colores contra las discriminaciones renunciaron el lunes por la amenaza de "sanciones deportivas" de la FIFA que no fueron precisadas. Una posición muy criticada en Alemania, donde mucha gente pidió a sus futbolistas desafiar la prohibición.

En tanto, la Federación Alemana de Fútbol (DFB) respondió este miércoles a las amenazas de sanciones utilizadas por la FIFA y remarcó: "Los derechos humanos no son negociables".

"Prohibirnos llevar el brazalete es impedirnos hablar. Nuestra posición está clara", escribió en Twitter la DFB en el inicio del partido, al que asistía el presidente de la FIFA, Gianni Infantino.

El portavoz de la DFB, Stefan Simon, señaló en declaraciones al diario Bild, que iniciaron acciones legales contra la FIFA y trascendió que se recurrió al Tribunal Arbitral del Deporte (TAS).

"Queremos aclarar si su procedimiento es realmente legítimo", destacó Simon, ante los reproches del organismo internacional del fútbol que consideró que llevar ese brazalete sería similar al de llevar "uno político".