Una mujer fue atacada a machetazos por su ex marido en Corrientes

El grave hecho de violencia de género ocurrió el pasado fin de semana. La víctima, radicó la denuncia correspondiente, pero manifestó que siente miedo por ella y por sus hijos, ya que su ex pareja continúa en libertad.

La mujer víctima de violencia de género es oriunda de la ciudad de Mocoretá, provincia de Corrientes y relató en primera persona la situación a la que estuvo expuesta el pasado fin de semana, cuando fue herida con un machete por su ex marido.
“El domingo a la madrugada fui atacada a machetazos por mi ex pareja, me salve de milagro”, comenzó narrando y confió que “él tiene una orden de restricción pero está libre y yo tengo miedo por mí y por mis hijos”.
A su vez, indicó que “yo fui con un amigo a un bar a comprar, ahí llegó el papá de mis hijos y empezó a insultar a mi amigo. Me fui a la comisaría y le aviso a un policía que me dice que iba avisar al patrullero; me voy en el auto con mi amigo y él nos sigue, yo lo empiezo a grabar, se da cuenta y se va. Nosotros nos fuimos a dar unas vueltas y le mando un mensaje a una amiga que estaba en el bar y me dice que después que nos siguió no volvió más. Así que volvimos a comprar y cuando salgo del bar aparece de nuevo mi ex en la moto”
“Él se baja de la moto y me atropella. Me pegó un machetazo en la cara yo pensé que me pegó con la mano, pero cuando veo el machete salgo a correr y me meto en una casa pero él me siguió y me alcanzó y me siguió pegando con el machete. En un momento alcanzo a agarrar el machete y le digo que me deje, que piense en nuestros hijos, pero me agarra del cuello y me decía que me iba a matar”, detalló la mujer sobre la terrible situación vivida.
La víctima logró escapar, fue socorrida y trasladada a la comisaría. “Realmente pensé que me moría, sentía que me iba a desmayar. La policía llamó a la ambulancia, en eso entra mi amigo, a él también mi ex le había pegado un machetazo arriba del ojo. Salgo a buscar mi teléfono que se me había caído afuera del bar y lo llamo a mi cuñado para que mire a mis hijos porque tengo miedo que les haga algo a ellos. Viene la ambulancia y nos llevan a mi amigo y a mí, yo quedo en observación”, narró.