En pleno Mundial el Manchester United echó a Cristiano Ronaldo

El club inglés anunció la rescisión del contrato del portugués "de mutuo acuerdo". El astro del fútbol se queda sin club en plena Copa del Mundo.

El Manchester United anunció este martes que el portugués Cristiano Ronaldo abandona el club inglés "con efecto inmediato" y "de mutuo acuerdo". El conjunto británico agradeció en un comunicado publicado en las redes sociales la "inmensa contribución" que ha hecho el futbolista durante los dos periodos de su carrera en los que ha jugado en Old Trafford.“Cristiano Ronaldo dejará el Manchester United de mutuo acuerdo, con efecto inmediato. El club le agradece su inmensa contribución a lo largo de sus dos etapas en Old Trafford, con 145 goles en 346 partidos, y le desea lo mejor a él y a su familia en el futuro. Todo el mundo en el Manchester United sigue centrado en continuar el progreso del equipo bajo la dirección de Erik ten Hag y en trabajar juntos para conseguir el éxito en el campo”, reza el comunicado del club inglés.

Por su parte, Cristiano ha publicado otro comunicado a los pocos minutos de conocerse el del United. “Tras las conversaciones con el Manchester United hemos acordado rescindir nuestro contrato antes de tiempo. Amo al United y amo a sus fans, eso nunca cambiará. Sin embargo, siento que es el momento adecuado para buscar un nuevo desafío. Le deseo al equipo todo el éxito para el resto de la temporada y para el futuro”, se despide el astro portugués.

La situación de Cristiano en el United era insostenible tras la incendiaria entrevista que le concedió a Piers Morgan hace unos días, en la que atacó a todos los estamentos del club, incluyendo compañeros, entrenadores y directiva. "Me siento traicionado", había declarado el goleador luso.

 El club tomó acciones legales contra él, contactó con abogados para ver cómo resolver la situación y aseguró, en un escueto comunicado, que había emprendido "los primeros pasos" para dar respuesta a la entrevista del portugués.

 En esta pieza, CR7 dijo que los dueños solo pensaban en el dinero, que no tenía ningún respeto por Erik Ten Hag y que el club le había traicionado y no había empatizado con él con la muerte de su hijo, además de haber dudado de sus motivos para ausentarse de la pretemporada, según lo que explicó el propio jugador, por encontrarse su hija de tres meses hospitalizada.

De esta forma termina la vuelta de Cristiano a Old Trafford, el lugar que le catapultó al estrellato y donde ganó su primer balón de oro, tras seis años (2003-2009) en la primera etapa. Después de nueve años gloriosos en el Real Madrid y tres temporadas con el Juventus Turín, Cristiano regresó a su casa y fue elegido mejor jugador del equipo la temporada pasada.

Sin embargo, a sus 37 años y con la llegada de Ten Hag, no se ha adaptado al rol de suplente, protagonizando varios desaires al técnico holandés, como cuando se fue a escasos minutos de que terminara el partido contra el Tottenham Hotspur, negándose a entrar al terreno de juego