Alarmas encendidas en Economía: se aceleró la pérdida de reservas del Banco Central

El BCRA se desprendió de US$ 5.000 millones en octubre y en lo que va de noviembre US$ 1.500 millones.

Banco Central de la República Argentina. Foto: NA.

La Economía argentina va de sobresalto en sobresalto y no se encuentran los caminos que tranquilicen a la gente, los del crecimiento y la estabilidad. Pero claro que nada de eso puede lograrse si las bóvedas del Banco Central de la República Argentina (BCRA) sufren una auténtica sangría de reservas. Y eso es justamente lo que sucede.

Fueron varias las medidas adoptadas por el Gobierno, especialmente por el Ministerio de Economía, a modo de paliativo para esa dura coyuntura, sin embargo todo parece ser un mero espejismo que no soluciona las cosas. Luego del alivio generado por el "dólar soja", ahora, de vuelta a la realidad, las alarmas volvieron a encenderse en el equipo económico porque en noviembre se aceleró la salida de reservas.

Tras comprar US$ 5.000 millones en septiembre por el dólar soja, el Banco Central se desprendió en octubre y lo que va de noviembre de US$ 1.500 millones, cerca de un 30% de las compras por el incentivo a los sojeros. Esta semana, el BCRA debió vender casi US$ 200 millones en sus operaciones en el mercado cambiario.

El registro se encontró debajo de los US$ 530 millones de la semana pasada, pero en noviembre se acumulan ventas netas por casi US$ 1.000 millones. Ese nivel supera los US$ 730 millones del mismo lapso de 2021. Las mayores dificultades para acumular divisas coinciden con un giro en el plan de estabilización puesto en marcha por Sergio Massa.

Varios tipos de dólar
Economía pasó de negociar beneficios sectoriales con tipos de cambio diferenciales (un dólar a $ 200 para las cerealeras) a restringir en los últimos meses las importaciones y encarecer el acceso al dólar con el lanzamiento del dólar Qatar, mientras se demora la oficialización del dólar tecno.

La implementación de un dólar a $ 338 para los gastos con tarjeta desde los US$ 300 provocó una reducción de los consumos previo al inicio del Mundial.

Al décimo día hábil de noviembre (último dato), el stock de préstamos al sector privado en dólares asociado a tarjetas fue de US$ 171 millones, por detrás de los US$ 238 millones del mismo lapso de octubre o los US$ 212 millones de septiembre, según una estimación de Ecolatina.

Las ventas netas del Central durante cuatro semanas consecutivas se combinaron además con las dificultades para extender vencimientos de deuda en pesos y la disparada de los dólares financieros.

El contado con liqui (CCL), que cerró el viernes a $ 332 y se ubicó en el mayor nivel desde junio, dio una señal del desarme de aquellos que habían apostado a las tasas y títulos en pesos, tras casi dos meses en el que los paralelos estuvieron congelados.