La FIFA pidió un alto al fuego entre Rusia y Ucrania mientras dure el Mundial

Gianni Infantino destacó al fútbol por su papel unificador y recordó que Rusia hospedó la copa en 2018 y que Ucrania es candidata a hacerlo en 2030.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA. Foto: Reuters.

Desde la cumbre del G20 en Bali, Indonesia, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, pidió un alto al fuego en Ucrania mientras dura el Mundial en Qatar. Según explicó, el fútbol puede jugar un papel unificador.  
"Mi llamado a todos ustedes es que valoren un alto al fuego temporal de un mes mientras dure la Copa del Mundo", declaró Infantino durante un almuerzo con los dirigentes del G20. 
De no haber tregua, el presidente de la FIFA, que fue condecorado por Vladimir Putin, presidente ruso, luego del Mundial de Rusia 2018, mencionó que se podría recurrir a “corredores humanitarios o cualquier cosa que pueda conducir a retomar el diálogo”.  
Infantino también enfatizó sobre el papel unificador del fútbol y recordó que Rusia organizó el mundial hace cuatro años y que Ucrania es candidata para acoger el de 2030 junto con España y Portugal.  
"No somos tan ingenuos como para pensar que el fútbol puede resolver los problemas del mundo, pero el Mundial es una plataforma única, con una audiencia estimada en 5.000 millones de espectadores, ofreciendo una oportunidad para hacer todo lo posible para poner fin a todos los conflictos", aseguró Infantino. 

La ausencia de Putin 
Vladimir Putin es el gran ausente de esta cumbre de las grandes economías del planeta. En su lugar, envió a su ministro de Relaciones Exteriores, Serguéi Lavrov.  
Indonesia, como anfitrión del G20 se resistió a las presiones de los países occidentales y de Ucrania para que retire su invitación al presidente ruso y expulse a Rusia del grupo debido a sus acciones en la guerra. El país sostuvo que no tiene la autoridad de hacerlo sin el consenso de todos los miembros.   
Desde la embajada indonesia dieron el anuncio, pero no dieron más detalles de porqué se tomó la decisión.   
El presidente de Indonesia, JokoWidodo, intentó mediar en las tensiones que se generaron entre las potencias del G20. Las reuniones que se realizaron este año tuvieron abandonos de algunos participantes debido a las fricciones por la guerra.