Soldados rusos se rindieron en el frente de batalla: afirman que fueron "enviados a la muerte"

Contaron que no tenían el equipamiento adecuado ni habían sido entrenados. Denunciaron las malas condiciones en las que luchaban.

Soldados rusos en la región de Lugansk. Foto: Reuters.

En las últimas horas, soldados rusos se rindieron ante las tropas ucranianas en la región de Lugansk, en el este de Ucrania, donde se están sucediendo combates. Según las imágenes que difundió el ejército de Kiev, denunciaron malas condiciones en el frente y falta de entrenamiento.  
Se trata de al menos 21 soldados, todos provenientes de Moscú y alrededores que fueron capturados por las fuerzas ucranianas. Los prisioneros explicaron que fueron “enviados a la muerte que les correspondía” sin contar con el equipo ni el entrenamiento necesarios. Además, contaron que sus comandantes los abandonaron cuando se encontraron bajo el fuego ucraniano.  
“No comimos ni bebimos durante tres días. Nos sentamos en las trincheras empapadas”, explicó uno de los prisioneros.  
“[Los rusos] están disparando contra sus propias [tropas]... Nos sentamos [en las trincheras] durante tres días y nuestros propios [camaradas] nos estaban bombardeando”, denunció.  
“Serán carne de cañón”, dijo otro soldado hablándole a sus compañeros rusos movilizados y advirtiendo a sus compatriotas que no se alisten al ejército.  

La movilización rusa 
Los soldados reclutados son algunos de los 300.000 hombres que movilizó el Kremlin a partir de septiembre, cuando Putin, mandatario ruso, anunció la movilización parcial.  
Estos hombres capturados por fuerzas ucranianas podrían ser miembros del 15° regimiento de la 27° Brigada Motorizada de Fusileros de Moscú y la región de Moscú, que se desplegó en Lugansk a principios de octubre.  
La información de la captura de estos soldados también fue compartida por blogueros rusos que están a favor de la guerra en Ucrania, pero que son críticos de la estrategia militar del Kremlin ya que puensan que no está yendo por buen camino.